«Co-Wash» y «No Poo»

Con Internet podemos acceder a una gran cantidad de información y recursos, sean ciertos o no.

En el mundo capilar se han hecho bastante famosos estos dos métodos, recibiendo críticas positivas y negativas al mismo tiempo. La verdad es que me sorprendió mucho cuando leí sobre ellos, y he pensado que también podría compartirlo.

Método «Co-Wash» (Conditioner Only Wash)

Este método consiste en utilizar únicamente acondicionador para evitar la sequedad que provocan los sulfatos.

co-wash
Photo

Los pasos a seguir son:

Día 0: Lavarse bien el cabello con un champú natural para tratar de eliminar todos los residuos de productos anteriores.

Día 1: Lavarse el cabello con un acondicionador natural(sin siliconas, ni sulfatos ni parabenes) utilizándolo como si fuera un champú. Puede utilizarse el mismo acondicionador en el resto del cabello o utilizar después otro más hidratante de medios a puntas.

Día 2: Puedes seguir haciendo exactamente lo mismo que el día anterior o lavar el cabello únicamente con agua y utilizar el acondicionador de medios a puntas.

Día 3: Repetir el Día 1.

No he seguido este método de la forma adecuada como para asegurar si funciona o no, pero sí me he lavado el cabello únicamente con acondicionador varias veces. Queda prácticamente igual que con champú, algo más hidratado y se engrasa un poco antes.

Respecto a lavar el cabello únicamente con agua, NO lo recomiendo.

Método «No Poo» (No Shampoo)

Este método consiste en dejar de utilizar champús. De hecho, no sólo los champús, si no también acondicionadores, mascarillas…

Como champú se utilizará bicarbonato de sodio, y como acondicionador vinagre de manzana.

El método a realizar es el siguiente:

Paso 1: Mezclar la cantidad de una cucharadita de bicarbonato de sodio con un poquito de agua hasta que haga una pasta, y con ello frotar bien el cuero cabelludo. Este proceso será más costoso de lo común y estresante.

Paso 2: Tras aclarar muy bien y a consciencia, se empapa el cabello en vinagre de manzana con agua(existen en el mercado vinagres con otros aromas para los más finolis).

Paso 3: Tras unos minutos, se vuelve a aclarar, se seca muy bien con una toalla y se deja secar al natural.

no-poo

Ambos métodos tienen el problema de que el cuero cabelludo está acostumbrado a expulsar cierta cantidad de aceites, y al encontrarse sin sulfatos éste tarda un tiempo en reajustarse. En el método Co-Wash no suele tardar más de dos o tres semanas, aunque no esté excesivamente graso. Pero el método No Poo es totalmente distinto: puede tardar entre uno y tres meses, dado que el cambio es más radical.

Voy a relatar una experiencia muy divertida:

Una vez, tras leer mucho por Internet, decidí fabricarme mi propio champú con manzanilla y zumo de limón, para después utilizar vinagre de manzana como acondicionador.
Fue un fracaso: salí de la ducha con el cabello  más sucio que cuando entré. Volví a lavarme la cabeza. Igual.
Tiré el champú y cogí bicarbonato de sodio siguiendo las instrucciones que había leído.

Tenía el cabello TAN graso que estaba empapada, empapada en mis propios aceites. Era como si estuviera eternamente mojado, oscuro y brillante. Me desesperé y volví a lavarlo dos o tres veces más del mismo modo. Era imposible, ni el secador podía con tanto aceite, daba mucho asco.

Al final lavé únicamente con acondicionador y aquello se arregló más. No lo volví a probar jamás.

Sé que quizá con el tiempo mi cuero cabelludo se acostumbraría y podría ser beneficioso a la larga, pero no pude soportarlo ni un día, era demasiado para mí. Jamás había visto un cabello tan graso. Quizá en un futuro me anime a intentarlo de nuevo, pero ahora mismo ni de coña.

Eso sí, como complemento a lo que se utilice, el vinagre de manzana es buenísimo: es ácido, aporta brillo y desenreda el cabello(aunque en el primer lavado parezca totalmente lo contrario). 100% recomendado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *