Esperar…

Cuando sucede algo nuevo, algo que choca con nuestro modo de vida, parece que nos despertamos. A veces caemos en un infierno personal, otras simplemente nos damos cuenta de lo estúpidos que somos, o de las cosas que podemos cambiar y no hacemos nada porque es más fácil quedarse esperando. Es más fácil quedarse en la silla, despotricar sobre todo lo que quieres y lo que te parece injusto, pero levantarse supondría demasiado esfuerzo. No sabes exactamente por qué, pero hay como una barrera invisible que te impide avanzar hacia donde deseas; sabes que has sido tú mismo quien la ha clavado, quien la ha incrustado tan fuerte en tus carnes, que crees que siempre estará ahí y que se convertirá en tu sombra. Es una barrera intangible, sin forma, sin color, sin aroma, pero ahí está. Te parece que te persigue, corres más y más deprisa y ahí sigue, enganchada a ti. Levantas los pies, intentas liberarte de esa sombra, de esa barrera, pero no puedes. Sabes que esa barrera no es real, sólo está en tu cabeza y te impide a veces pensar con claridad, arriesgarte… Sabes que eres tú mismo quien se la ha introducido, no puedes permitir que nadie la atraviese, que nadie te hiera, que vean cómo eres; tienes tanto miedo que incluso te escondes de ti mismo, buscas un pequeño rincón para dejar de pensar, para protegerte, para no asimilar todo lo que ya sabes. Es una extraña sensación que te carcome, te destroza por dentro, acaba afectándote hasta en pequeñas y tontas decisiones, te conviertes en una persona indecisa, que quiere complacer a los demás, o tal vez intenta demostrar un carácter fuerte, que es inamovible, que nada le puede afectar, que su sangre es hielo… Pero no es así. Fuerte o débil, todos acaban escondiéndose en ese rinconcito, llorando, preguntándose cuándo se irá la barrera, pero en vez de eso cuentan que todo les va bien, se quedan sentados esperando a que todo aquello que desean llegue hasta ellos, y eso hacen siempre, esperar, esperar, esperar…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *