La privacidad de Facebook

Internet siempre ha sido el reino del anonimato, algo que a algunos asusta y a la mayoría le encanta. Yo era de esas personas que le gustaba tener un nombre de usuario falso, a pesar de que después pecaba de sincera con mi contenido. Facebook no iba a ser una excepción: dar mi nombre real, con mi ubicación, mi edad, y todos los datos de colegio, instituto, universidad, trabajo, gustos, intereses, mascotas, parejas, mi estado anímico, mis recuerdos, etc., no era algo que me entusiasmara demasiado. Me interesaba Facebook como red social para compartir contenido con mis amigos y poder debatir en páginas públicas(antiguamente esto se hacía en foros). Mis amigos no necesitan que ponga mis datos reales para encontrarme porque ya saben quién soy, y si no, ya me encargo de hacérselo saber. Pero esa no es más que la excusa que pone la página para conseguir su objetivo: erradicar todo perfil, nombre y dato falso y tener el control de lo que haces, quieres y piensas.

Esta es la historia de cómo perdí mi cuenta y todo lo que guardaba en ella desde hacía más de cinco años. Tampoco puedo eliminarla si así lo quisiera; se lo quedarán para siempre.

 

 

El último nombre de usuario de la cuenta que más he utilizado ha sido «Una Gaviota», con una simpática fotografía de este ave graznando violentamente. Más allá de eso, no mentía a la gente ni lo utilizaba con fines maliciosos. No era diferente de cualquier otro perfil, exceptuando ese detalle.

Esta tarde, me he encontrado con esto:

Facebook

No era la primera vez que Facebook me deshabilitaba la cuenta, sabía que era algo que llegaría tarde o temprano, pero esta vez fue diferente.

Antes de nada, miremos qué nombres se permiten en Facebook:

Facebook

 

Observemos el punto que «he violado»y veamos los documentos de identificación admitidos:

 

Facebook

 

¿No es un poco exagerado para una simple red social?

 

Volvamos al primer pantallazo y démosle a Empezar:
Facebook

 

He obviado las partes ya vistas, pero falta el motivo más importante de por qué tanta parafernalia(por si todavía no había quedado claro):
Facebook

 

Está claro que en ninguna otra página se puede corroborar que tú eres el verdadero dueño de la cuenta, ni cambiar la contraseña, ni cerrarla… No existen otros modos para solucionarlo sin recurrir a la presencia de un documento personal. ¡Para poder salvaguardar tu privacidad necesitas deshacerte de ella! ¡Qué haríamos sin Facebook! (nótese el sarcasmo)

Lo explican todo tan bien, bonito y correcto que casi no te sientes violado.

Y ahora WhatsApp también es Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *